Vasos Expansión Calderas


Vaso Expansión para Calderas.




¿Qué es un vaso de expansión?

El vaso de expansión es un elemento de seguridad indispensable para proteger nuestra instalación de Caldera, ACS y Calefacción. Se trata de un deposito o recipiente metálico de forma alargada o redondeada, cerrada herméticamente, y cuyo interior esta dividido en dos partes mediante una membrana elástica impermeable. Una de ellas está en contacto con el agua y la otra está llena de aire o de algún tipo de gas (normalmente nitrógeno). Los colores suelen ser rojo o gris.

¿Cómo funcionan los vasos de expansión?

La misión del vaso de expansión es absorber el aumento de presión que el agua origina en el circuito de ACS o calefacción cuando se calienta. El agua al calentarse presiona la membrana elástica que mantiene la presión total del circuito.

¿Cómo saber si el vaso de expansión de la caldera esta roto?

Los vasos de expansión están cerrados herméticamente y precargados con aire mediante una válvula tipo obús, es una válvula con tapa como la de las bicis o neumáticos de coche. Debemos de comprobar si el globo interno del vaso se ha roto o pinchado, basta con actuar el mecanismo interno de la válvula haciendo presión en el obús con una herramienta como un destornillador y controlar que sale aire. En caso que sale agua, quiere decir que la membrana interna está rota y el agua ha llenado completamente el vaso y hay que cambiarlo; en cambio si sale aire, la membrana debería estar aún íntegra y sólo es necesario precargar con gas o aire de nuevo el vaso de expansión.

¿Cómo llenar el vaso de expansión de una caldera?

En primer lugar es necesario vaciar la caldera hasta que no quede nada de agua en el vaso. En caso que salga aire al presionar el obús del vaso, pero la presión este por debajo de lo normal, significa hay que inyectar aire hasta alcanzar la presión necesaria de la instalación.

Si notamos que siempre sale aire y hay un descenso del nivel de agua, conviene vaciar la caldera hasta que no le quede agua ninguna en el vaso, y entonces con un manómetro hay que medir la presión de aire. Si la presión está por debajo de lo normal, eso significa que hay que puede hacer falta inyectar aire hasta lograr alcanzar la presión que corresponda según la altura geométrica de la instalación.

  • Lo que hay que hacer es inflar o rellenar de aire.
  • En el vaso de expansión hallarás una válvula con una tapa. Desenrosca la tapa y conecta a la boca uno inflador.
  • Antes de inflar el vaso quita la presión de agua del circuito de la caldera y déjalo en cero, con el desagüe abierto.
  • Comienza a insertar el aire con el inflador, hasta que la presión llegue a 1,5 bares (es el nivel correcto en la mayoría de las calderas de gasoil con radiadores).
  • Retira el inflador, ponle su tapa, baja la tapa de la caldera, y cierra la rosca del desagüe.

Principales Marcas.

FormularioConsulta

View Products

PromoEnero

Promo Pagina Pedidos